Blog

Trump y el TPP

El 08 de noviembre pasado se desarrollaron las elecciones en Estados Unidos de Norteamérica, resultando triunfador Donald Trump. El partido republicano, además, cuenta con el control de las dos cámaras del Congreso, el Senado y la Cámara de Representantes.

El único tema en los que ambos candidatos se mostraron de acuerdo durante la campaña electoral fue el rechazo al Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP). Las razones argumentadas se referían principalmente a las posibles consecuencias que el tratado tuviese sobre la industria nacional y por tanto en la clase media trabajadora, debido – por ejemplo – a la deslocalización de la industria a países con salarios más bajos o la disminución de aranceles a la importación de productos extranjeros. Trump y Clinton coincidieron en que el TPP afectaría la generación de empleos y el aumento de salarios.

Desagregar algunos datos sobre el comportamiento de los votantes respecto a los acuerdos comerciales, nos permitirá conocer las complejidades que tendrán que enfrentar los republicanos. En este sentido, Pew Research Center, a finales de marzo pasado, presentó los siguientes datos:

  • El 51% de los estadounidenses, en 2016, apoyaban los tratados de libre comercio (frente al 52% en 2009). El 39% señaló estar en desacuerdo, aumentando en 5% desde el 2009.
  • Entre los votantes/simpatizantes republicanos, el 53% se mostraba en contra por considerarlo perjudicial.
  • Entre los votantes republicanos que manifestaron su apoyo a Trump, un importante 67% manifestaba estar en contra de los acuerdos comerciales.

La decisión para Trump y los republicanos no será fácil; la polarización existente en el país y el fuerte rechazo que existe entre los votantes demócratas harán difícil la toma de decisiones. Se debe tener en cuenta que – debido al sistema electoral norteamericano – los demócratas perdieron la elección aun siendo el partido con mayor votación. Por otro lado, viendo los datos presentados por Pew, resulta difícil pensar que Trump se arriesgaría a perder el apoyo de los votantes que lo acompañaban aun cuando tenía el rechazo de parte del partido republicano y las encuestas lo deban perdedor por un amplio margen. Asimismo, el TPP cuenta con un amplio apoyo entre los congresistas republicanos.

El gran peligro de la presidencia de Trump es su impredecibilidad, habrá que esperar las primeras medidas y comprobar si su rechazo abierto al TPP se debió a una estrategia para captar el apoyo de la clase trabajadora, o si, por el contrario, se convertirá en una de las políticas impulsadas decididamente para “acabar” con el legado demócrata.

Reacciones en México, Chile y Perú

Se han dado reacciones desde los distintos países que integran el acuerdo manifestando, en general, gran preocupación por la posibilidad de que el TPP no sea ratificado por el socio más importante del acuerdo.

En México, se inició en el Senado, un proceso de análisis y consultas sobre el TPP, donde se desarrollan Foros de Consulta, y se conforman mesas de trabajo, con el fin de que los distintos actores de la sociedad civil puedan intercambiar opiniones y perspectivas con legisladores y funcionarios involucrados en las negociaciones.

Por su parte, el canciller de Chile, Heraldo Muñoz, manifestó que existe una gran preocupación por el “inesperado” triunfo de Trump. Se mostró confiado en que Obama logre la ratificación durante la presente legislatura, aunque señaló la posibilidad de que, con posterioridad, Trump derogue unilateralmente el acuerdo.

En Perú, Mercedes Araoz, señaló en que confía que EEUU no modifique su política comercial y que los compromisos asumidos sean ratificados. Manifestó también la posibilidad de que el Acuerdo sea viabilizado por el Congreso en actividad.

En un evento paralelo al XXIV Foro Económico Asia Pacífico (APEC), a celebrarse del 17 al 19 de noviembre próximos, se realizará una reunión entre los 11 países miembros del acuerdo con el fin de debatir y desarrollar acciones tendientes a su ratificación.

La estrategia seguida por el Ejecutivo y Legislativo, en la búsqueda de la ratificación del acuerdo sin discusión previa, es un error que atenta contra la gobernanza del país. Existen muchos puntos que debieran aclararse, y sobre los cuales la sociedad civil debe ser informada por cuanto podría verse afectada directamente en sus derechos.

This Post Has 0 Comments

Leave A Reply